Que el cielo te abrace

Ahora cierro los ojos y dirijo cada paso de mi vida con la una premisa…¿qué hubieras hecho tú? Sigue leyendo

Anuncios

Os lo dije…

Quizá no es muy políticamente correcto, quizá no sea lo más adecuado.. pero es una realidad y … os lo dijimos.

Os dijimos que el IVA se podría aplazar, que se haría hasta 30.000 euros sin aval y doce mensualidades las personas físicas, y hasta seis las sociedades. Y así va a ser.

Es automática su concesión si se cumple este requisito: menos de 30.000 euros. No hay que justificar nada, ni si se ha cobrado o no.

Os lo dije. Pero celebramos tener razón porque nos ha costado muchas horas de trabajo, de negociación, de justificaciones, de debates…

Eso sí. Es una norma para 2017 que tendremos que volver a pelear en 2018. Pero ahí estaremos.

Ësta es la instrucción oficial para que no haya dudas: http://www.ata.es/sites/default/files/in_1_aplazamientos_1.pdf

 

Y lo acaba de confirmar el ministro Cristóbal Montoro en su comparecencia en el Congreso.

Verdades a medias, medias mentiras

Partimos de la premisa de que no se trata de buscar culpables si no definir dónde está el origen de un problema que nos achacan a los autónomos.

Vamos a viajar al pasado para buscar el origen de una mentira que dicha a medias, pero dicha muchas veces, se va enquistando en el rum rum social, pasando a ser de esas afirmaciones que por tantas veces oídas parece que no vas a saber rebatir o discutir.

Nos situamos en 2008.

Con la integración del SETA (Régimen especial Agrario) en el RETA (Régimen especial de Trabajadores Autónomos), entraron 245.481 nuevos cotizantes agrarios y 780.000 nuevos pensionistas. Y es así, cómo un sistema que era solvente pasa a ser deficitario porque hasta entonces no lo era ni de lejos.

  • Las cifras

Situación en el 2016: el número de cotizantes agrarios ha bajado hasta 190.000, 55.000 menos que entonces, mientras que el número de pensionistas ha crecido hasta los 830.000. El SETA aporta algo más de 684 millones de euros de ingresos al RETA (6%) frente a los 6.972 millones de euros de gasto en pensiones. Una cifra que coincide con el déficit que se le atribuye al RETA ya que nuestro sistema ingresa un total de 10.700 millones de euros cada año y debe gastar 17.360 millones de euros en pensiones

El RETA ha tenido que asumir un problema estructural que tenía el Sistema Público de Pensiones y que le ha originado el actual déficit de 7.000 millones. Éste déficit no ha sido generado por los autónomos –reciben la pensión que generan sus cotizaciones y es un 40% inferior a la media del Régimen General–  sino que ha sido originado por la integración del SETA en el 2008 que aportó apenas un 7,7% de ingresos y que supuso un aumento del gasto en pensiones de casi un 80%. Hoy las cotizaciones de los agricultores suponen un 6% del total de ingresos del RETA mientras que sus prestaciones representan el 40% de todo el gasto.

Si excluyéramos a los agrarios del actual RETA, el sistema tendría 3 millones de cotizantes frente a 1,1 millones de pensionistas, lo que supone 2,7 cotizantes por cada prestación, una proporción que envidiaría el Régimen General. Y, eso, a pesar de que los autónomos hemos perdido 157.000 cotizantes desde el 2008 por culpa de la crisis.

Precisamente durante la crisis y, aunque los trabajadores autónomos sufrieron una merma del 20% en su poder adquisitivo, las bases medias de cotización del RETA crecieron un 18%. Pasaron de 931 euros mensuales en el 2008 a 1.100 euros en el 2016. En el Régimen General, el incremento de las bases medias fue del 12%, desde los 1.582 euros en el 2008 a 1.773 euros en el 2016.

Ahondando en el mismo tema, el número de pensionistas del Régimen General ha crecido en 1,1 millones mientras que en el Régimen de Autónomos apenas si ha subido en 100.000.

¿Dónde ha crecido más el gasto?

Con todo, nadie va a acusar a los autónomos de insolidarios. Los autónomos lo que necesitamos es que se deje de acusarnos de ser deficitarios, de que pagamos poco, de que la tarifa plana crea agujeros en el sistema… lo que los autónomos queremos es que se busquen soluciones a los problemas y no que los muevan de un régimen a otro, de una casa a otra… por muy solidarios que seamos en esta casa, las mentiras a medias nunca se convertirán en verdades.

Carta abierta a los #autónomos

En relación a las declaraciones que hoy se publican en algún medio de prensa nacional de los líderes de UGT y CCOO, en las que expresaron literalmente en relación al acuerdo entre el Gobierno y Ciudadanos para aprobar una ley con nuevas ayudas a los autónomos. “No estamos dispuestos a pagar la factura de la Seguridad Social que supondrá este acuerdo” y que esperan que el acuerdo “no sea un factor distorsionador del diálogo social”, queremos que conozcáis de primera mano lo que consideramos al respecto y queremos aclarar algunos datos ante dichos ataques hacia nuestro colectivo.

  • La ampliación de la tarifa plana a un año reducirá un 30% la economía sumergida. Los mismos que critican las ayudas a los autónomos son los que sí aprueban y defienden que se bonifique a las grandes empresas para crear empleo.
  • Aflorarán más de 250.000 actividades que ahora ni pagan impuestos ni cotizaciones
  • Los ingresos por cotizaciones del RETA han crecido en los 3 últimos años más que los del total del sistema y gran parte de este impulso se ha conseguido gracias a la tarifa Plana.
  • Hoy hay más autónomos, más autónomos empleadores, hay más empleo y más empleo estable, gracias a ellos. Más de 4 millones de empleos en nuestro país están bajo el paraguas de los autónomos.

Eso no es distorsionar el diálogo social, es distorsionar el “suyo” que “veta” el que debería haber para que de una vez por todas se reconociese nuestro contribución, se implementasen medidas eficaces  y dejasen de tratarnos como “ciudadanos de segunda”.

Entendemos que después del ingente trabajo que hemos estado realizando desde ATA para que hoy seamos el primer punto a tratar en la agenda política, muchos quieran opinar, pero habría que preguntarles a los mismos dónde estaban cuando miles de nosotros desaparecimos a causa de la crisis y con nosotros, miles de trabajadores.

Ahora más que nunca necesitamos vuestro apoyo porque no podemos flaquear en la lucha de que el autónomo tenga el sitio que se merece y se reconozca nuestro esfuerzo y sacrificio

En ATA somos así

No hay doble puerta, ni rasero, ni intención. Somos así: la mayor Asociación de Autónomos de España con un peso relativo entre los autónomos de casi el 60%, otorgado por el Ministerio de Empleo.

Y somos transparentes. Porque sabemos que hay muchas personas pendientes de nosotros y que esperan que nuestro trabajo les ayude a mejorar su día a día. Muchos de esos autónomos son socios de ATA o de las organizaciones que componen ATA, pagan su cuota y saben que trabajamos por ellos. Por supuesto tienen ventajas, convenios, asesoramiento, exclusivos para aquellos que confían en nosotros y colaboran con sus mensualidades para que sigamos adelante.

Por segundo año consecutivo, respetando lo que exige la Ley de Transparencia, hemos publicado las cuentas de la Federación. Nuestros ingresos y gastos, lo que invertimos en personal y en formación, aquellas subvenciones que recibimos por asesorar autónomos socios y no socios, por campañas de información a los ciudadanos…

La mayor aportación, como digo, dos terceras partes de nuestro presupuesto (66%) nacen de nuestras cuotas, 3.725.615€.  1.199.860€ es lo que ingresamos por cuotas de socios de nuestras organizaciones integradas, 2.525.762,84€ es la parte que la Federación recibe de lo que nuestras ATA’s de cada comunidad cobra a sus autónomos socios en 2015.

Nos da un total de 186.281 socios directos, a lo que hay que sumar los autónomos que no pagan cuota (68.000) pero que participan en la misma actividad que el socio principal que sí lo hace. En total 250.000 y sin contar por otro lado los autónomos cuya cesión de representación tiene asignada la Federación de nuestras organizaciones integradas y de los que no recibimos cuota. Nos sitúa, en el último año, como la mayor organización de autónomos según el Ministerio de empleo con un 58,48%.

De las subvenciones que comentaba el año pasado la Federación recibió 1.968.254,45€, de la que gran parte se destinó a formar autónomos (906.559,90€) y el resto a proyectos cofinanciados (1.061.694,55€).

Sumando y restando el balance es positivo. La Federación es solvente y ajusta sus acciones a su presupuesto. Nos han ‘sobrado’ algo más de 92.000€ en 2015. Menos que el año anterior, eso sí, porque vamos cada vez destinando más recursos a crecer, a mejorar, a asesorar, a movernos por España con nuestro ‘Bus del Emprendedor’ para que nadie se quede con dudas.

Nuestro objetivo, y más si seguimos con esta parálisis política que ni en asesorar a sus ciudadanos invierte, ni en ayudarles, ni en protegerles… es llegar a que el 80% de nuestro presupuesto  en 2017 salga directamente de nuestras cuotas y que en 2020 hablemos del 100%. Nuestra estructura se mantendrá íntegramente con cuotas antes de cuatro años. Justo cuando cumplamos nuestras bodas de plata.

Habrán sido 25 años de trabajo intenso por y para los autónomos que serán a partir de entonces 100×100 recompensado.

NUESTRAS CUENTAS ESTÁN PUBLICADAS EN LA WEB DE ATA.

#PremiosATA2016

Si hay una noticia que me gusta dar es la del fallo del jurado que elije quiénes son los premiados por ATA como Autónomo del Año. Siempre se dice que la labor de un autónomo es casi de Súperheroe… y aunque aun no nos han dado la habilidad de volar ni de mover cosas con la mente (dadnos tiempo y lo inventaremos) no somos más que personas que luchan día a día por lo que quieren.

A quien nos hace más sencilla esa labor hay que reconocérsela. A quien nos entiende, nos abandera, nos defiende o nos representa con su ejemplo. A quien cuenta nuestras penas y nuestros éxitos… a todos ellos gracias, y enhorabuena.

El fallo de los premios que entregaremos de nuevo en Madrid es el siguiente:

PREMIO AUTÓNOMO DEL AÑO 2016

Se ha reconocido al CONSEJO GENERAL DE COLEGIOS DE GESTORES ADMINISTRATIVOS DE ESPAÑA. 6.000 profesionales: abogados, economistas, licenciados en empresariales y además gestores administrativos, que día a día simplifican las relaciones de los autónomos con las Administraciones Públicas. Estos profesionales son intermediarios altamente cualificados y con un perfil multisectorial que ofrecen un servicio integral a los autónomos. El Consejo se ha colocado a la cabeza de la innovación tecnológica y en la detección de eliminación de trabas administrativas.

PREMIO A LA MEJOR INICIATIVA INSTITUCIONAL

Ha recaído en la BANKIA, que se ha marcado como uno de sus principales objetivos convertirse en referencia para los autónomos españoles, un colectivo que consideran estratégico. Para conseguir esta meta, la entidad ofrece una oferta diferencial tanto en los productos como en los servicios que son más útiles y necesarios para los autónomos. En este sentido, Bankia exime a los autónomos del cobro de comisiones por realizar las operaciones más habituales con sólo domiciliar sus seguros sociales o sus impuestos en la entidad. También se vuelca en la concesión de financiación para el colectivo de autónomos, para lo que tiene disponibles más de 2.000 millones de euros en financiación preconcedida para 140.000 autónomos, un colectivo que irá creciendo en los próximos meses, y ofrece financiación garantizada a través del TPV.

PREMIO AL FOMENTO DEL ASOCIACIONISMO

En el mes de mayo del año 1978, a iniciativa de ADEPESCA, que celebraba su 75 aniversario, se constituyó FEDEPESCA (Federación Nacional de Asociaciones Provinciales de Empresarios Detallistas de Pescados). FEDEPESCA es por méritos propios y por una labor coherente una de las organizaciones con mayor representatividad de nuestro país. Su objetivo primordial es la defensa de los intereses del sector y la mejora de sus condiciones, así como el fomento de la adaptación a las nuevas obligaciones legislativas y la orientación de nuestras empresas hacia la excelencia empresarial, con el objetivo prioritario de ayudarlas a conseguir los niveles de seguridad alimentaria, calidad, servicio, desempeño medioambiental y sostenibilidad que el mercado y los consumidores demandan y que el propio sector se exige.

PREMIO A LA LABOR PERIODÍSTICA

Normalmente este premio también recae en una sola persona o entidad, pero este año hemos querido premiar dos labores muy importantes. La primera, la de EUROPA PRESS, la agencia privada de noticias líder en España con más de 50 años informando con profesionalidad e independencia y con una especial deferencia hacia los autónomos y las pequeñas iniciativas empresariales y de emprendedores, conscientes de que son el motor del empleo y de la economía. Con una plantilla de de 400 profesionales su labor mantiene informados a los autónomos de aquello que más les interesa y es su plataforma de comunicación cuando hay cambios, alcanzan metas o necesitan un altavoz.

A la vez, no podemos olvidar, puesto que es nuestra sede central y allí donde nacimos, que este año, en Córdoba, se celebra el LXXV Aniversario del Diario CÓRDOBA. Un medio que nos abrió sus puertas hace 21 años y recogió desde el primer momento nuestras inquietudes.

PREMIO A LA TRAYECTORIA PROFESIONAL

ATA ha defendido siempre que la innovación es un concepto muy amplio y que nunca ha estado reñida con los sectores tradicionales en España sino que muy al contrario es donde más se produce. Sólo hay que ver sectores como el gastronómico, el agroalimentario y el textil para entender la proyección internacional y el componente innovador que tienen autónomos y emprendedores en nuestros sectores tradicionales y artesanales. O como el sector, que hoy destacamos en la persona de ANTONIA CAMACHO, taxista de profesión, la primera, sí primera, en femenino, en tomar el volante y recorrer las calles de su tierra, Almería, durante tres décadas. Empezó ayudando al que por entonces era su marido, también taxista, en 1987 como autónoma colaboradora. En 1988 consiguió su propia licencia y desde 1989 ha prestado sus servicios ininterrumpidamente en Almería. Este año, en su 65 cumpleaños es nuestro Premio a la trayectoria profesional.

Foto familia Premiados ATA 2015. Autónomo del Año

Foto familia Premiados ATA 2015. Autónomo del Año

 

Gato por liebre

Muchos sabemos que hay gato encerrado en la propuesta de adecuar cotizaciones a ingresos reales y, por tanto, muchos sabemos también que vender la medida a millones de autónomos, haciéndoles pensar que les va a suponer una rebaja en las cotizaciones, es darles gato por liebre. La propuesta, que encuentra reflejo en la mayoría de los programas de aquellos partidos que en estos momentos buscan conformar Gobierno, y que de forma recurrente se convierte en «trending topic» en las redes sociales, no es nueva. Ha sido debatida en múltiples ocasiones en la Comisión del Pacto de Toledo, hace dos legislaturas y bajo un gobierno socialista que hoy la rescata como propuesta, y entonces su estudio concluyó en un «mejor no tocar». Pese a ello en el imaginario social, reforzado por los mensajes de algunos partidos políticos y de «pseudo expertos» online, la medida se presenta como «la solución» a los elevados costes que asumen los autónomos. Empecemos por tanto a destripar el gato, para mostrar lo que realmente esconde, pues si decidiésemos comérnoslo, al menos hagámoslo con conocimiento del hecho.

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) es deficitario. En 2014 se recaudaron 10.820 millones en este régimen y se abonaron pensiones contributivas por importe de 15.955 millones. No sería de justicia no tener en cuenta el hecho de que el historial deficitario del RETA empieza con la incorporación del SETA (Régimen Especial Agrario), que acarreaba historias de baja cotización y ha desequilibrado de forma importante el balance del RETA, y necesitará de algunos años para compensarlas. De las altas de pensiones con complementos a mínimos registradas en septiembre de 2015, el 27,5% correspondían al RETA. Y ello tiene mucho que ver con que, según los datos de Seguridad Social de diciembre de 2015, del 1.959.613 de autónomos personas físicas (no societarias), el 86,13%, cotizaba por la base mínima y sólo el 0,01% en la máxima. También con que la base media de cotización en el RETA en 2014 sea un 40% a la del Régimen General (1.038,61 euros frente a 1.725,68), y por tanto la cuantía de las pensiones sea un 40% de media inferior a la de los asalariados. No podemos obviar que los costes de Seguridad Social no pueden, ni deben, ser una amenaza a la sostenibilidad del negocio de los autónomos, y eso es algo que pasa, y mucho.

Todos, especialmente políticos y legisladores, deben entender que la idiosincrasia de un autónomo no tiene que ver con la de un asalariado. Sus ingresos son inciertos y variables en el tiempo y, por tanto, tiene poco sentido que sus obligaciones con la Seguridad Social sí lo sean. Lo más lógico es mantener la voluntariedad en la elección de la base de cotización y progresar aún más en la periodicidad del cambio de base (actualmente dos veces por año) y en su agilidad administrativa, para permitir al autónomo adaptar sus cotizaciones a sus ingresos variables. Pero lo que se está planteando es otra cosa, es la eliminación de esa voluntariedad y la capacidad del autónomo de elegir y adaptar su cobertura a los ingresos variables que durante el año le genera su actividad.

En un sistema en el que la cuota sea progresiva a los ingresos, es el Estado el que fijará las cotizaciones, sin tener una variable sólida sobre la que determinar los ingresos reales de los autónomos, que sólo ellos conocen. Así, la primera gran incógnita es cómo se determinan esos ingresos y su periodo de referencia. Si fuesen los del ejercicio anterior, el autónomo se vería obligado a pagar unas cotizaciones sobre unos ingresos que no tienen por qué darse de la misma forma en el ejercicio siguiente. La segunda gran incógnita es si se trataría de rendimientos íntegros o rendimientos netos (ingresos menos gastos y descontadas ya las cotizaciones a la Seguridad Social).

Y la tercera gran incógnita es cómo se establecerían los ingresos de los autónomos en módulos, que por definición vienen fijados en base a criterios objetivos, o los de los familiares colaboradores, que recordemos es un colectivo que entre ambos suman cerca de 700.000 autónomos (496.000 en estimación objetiva y 189.000 colaboradores familiares), tampoco queda muy claro que ingresos se les pueden computar al 1.206.000 de autónomos societarios, ¿los de la sociedad? Es decir, que por ahora la medida podría sólo aplicarse al 1.590.000 autónomos en estimación directa. Dentro de los mismos, en torno al 32% tendría unos rendimientos netos reducidos anuales por debajo de la base mínima anual del RETA, 10.717,2 euros y el 68% estaría por encima. Es decir, que estaríamos hablando de un 32% que sobrecotiza y un 68% que infracotiza con el sistema actual.

Pero pocos «gurús» políticos han tenido en cuenta que de los que sobrecotizan, al menos el 15% no tiene obligación de hacerlo y no lo hacen, al estar por debajo del SMI. Y es que existe una sentencia del Supremo de 29 de octubre de 1997, conforme a la cual, si la retribución obtenida no alcanzara dicha cuantía del SMI, no cabe considerar la actividad como habitual y, por lo tanto, no sería precisa el alta en el RETA.

Todo ello, nos lleva a concluir que la adecuación de las cotizaciones a los ingresos sólo beneficiaría a un 15% de los autónomos que sobrecotizan y perjudicaría al menos al 80% de los autónomos que infracotizan en relación a sus ingresos. Que los que perciben menos paguen menos y los que reciben más paguen más, es lo más justo, pero hay que decírselo, porque ahora la mayoría de los autónomos creen que se les van a rebajar las cotizaciones, cuando seguramente se encuentren con que pagarían entre unos 60 y 70 euros más al mes de lo que pagan actualmente. La otra verdad velada es que se propone una cuota de 45 euros para los autónomos que estén por debajo del SMI, cuando ahora muchos de ellos pagan cero eruos, pues no tienen obligación de cotizar al no desarrollar una actividad por cuenta propia habitualmente.

Las implicaciones reales de una cuota en función de los ingresos es una subida del importe de la misma para la gran mayoría de los autónomos y no en una bajada como se busca vender. Pero lo que es aún más grave es que la bondad de la propuesta podría ir incluso a hacer pagar al que menos tiene, que es lo contrario de lo que la inspiró. Así que, sí, hay que afrontar la realidad y equilibrar el RETA para que sea sostenible y proteja en condiciones a los autónomos, pero antes de comernos el gato, al menos entremos en cocina y preparémoslo de modo que nos sepa a liebre y, sobre todo, que no se nos atragante.

PUBLICADO EN ABC EL 15 DE MARZO DE 2016

¿Qué nos espera en 2016?

2015 ha sido, en general, un buen año. Nuestra economía ha crecido a un ritmo superior al 3%, se ha creado empleo y el colectivo de trabajadores por cuenta propia no sólo ha crecido sino que ha visto mejorar su situación poco a poco.

Muchas medidas políticas y económicas han sido propuestas por ATA a las Administraciones, en todas las regiones, de todos los ámbitos y todos los colores y su aprobación ha ayudado a paliar un día a día de los autónomos que no era sencillo.

De cara a 2016 el principal objetivo es afianzar el crecimiento económico y del empleo, conseguir crear un empleo estable y de calidad en una economía muy estacionalizada, para lo que es necesario un gobierno estable que logre atraer inversión a nuestra economía.

¿Qué nos traerá 2016, qué nos espera? Tras las elecciones del 20D, en caso de no conseguirse un gobierno estable que continúe garantizando la recuperación el empleo y la recuperación económica o incluso en el caso de tener que ir a unas nuevas elecciones en primavera debilitaríamos nuestra propia economía. Creo sinceramente que sin estabilidad el crecimiento del PIB no llegaría al 2%, la tasa del paro no bajaría en 2016 del 20% y las expectativas de creación de empleo previstas se reducirían a la mitad. Cuestión de confianza externa e interna.

Es necesario fomentar la demanda interna y el consumo, sin olvidarnos de seguir impulsando nuestra capacidad exportadora. Y para ello se necesita una base sólida, un tejido empresarial afianzado y seguir apostando por el empleo que genera empleo: los autónomos.

Toc, toc… estamos aquí

Los #autónomos somos piezas claves de la economía. ¿Cuántas veces hemos dicho ya que España es un país de autónomos? Creamos uno de cada cuatro puestos de trabajo, nos autoempleamos, generamos riqueza, vertebramos los pueblos y ciudades de España… y con todo hay quien se permite el lujo de olvidarnos. 

Firmar Pactos ‘sociales’ con los ‘Agentes sociales’ cuando las organizaciones que representamos a los autónomos no estamos en esas mesas… es como firmar con el hombre invisible. 

ATA representa al 49% de los autónomos en España. Y luchamos cada día por mejorar y cambiar las cosas, les asesoramos, proponemos medidas que faciliten la vida de los trabajadores por cuenta propia, para que puedan segur contratando, para que tengan una segunda oportunidad si fracasan, para que puedan aplazar sus deudas, para que no pierdan derechos y dejen de ser ciudadanos de segunda… 

Y aún así hay quien se permite el lujo de olvidarnos. Mal vamos en Castilla-La Mancha, mal comenzamos en Extremadura, Galicia… expectantes seguimos en Andalucía, Navarra, Murcia, Madrid y Valencia… 

Es sorprendente que, desde instituciones desde las que se presume de apoyar a los autónomos, se nos dé la espalda y no se nos llame a las asociaciones que realmente les representamos a colaborar a la hora de desarrollar políticas y medidas que fomenten un respaldo a los verdaderos creadores de empleo y artífices de la recuperación. Saben dónde estamos y que nos tienen dispuestos para trabajar por el crecimiento de nuestra región, unidos y a favor de un diálogo social de soluciones y no de subvenciones.